TU REFLEJO BRILLA

Wirikuta. Urbasa

El yo y el Otro Yo
Este mundo en el que vivimos (el Tonal del yo) es una proyección del ser que somos en el Ensueño y en el Silencio (el Nagual del Otro Yo). Es decir que somos soñados más que soñadores, que lo sutil (la 4ª y 5ªD) influye sobre lo más denso (3ª y 4ªD), y que aquí están las preguntas y allí las respuestas frente a cualquier cuestión que nos planteemos en la vida. Entre los dos mundos hay una barrera de fuego que podemos llamar el Muro de niebla.
El yo se encuentra a esta lado de la barrera, donde prevalece la mente implantada por seres foráneos que controlan nuestra vida (llena de miedo y de agresividad) y que son predadores de nuestra energía (el brillo de la Conciencia). Cualquier energía que proyectemos mentalmente dando poder a un ser externo al Yo Soy (dioses, maestros ascendidos, ángeles, vírgenes, gurús, artistas o deportistas) alimenta a estas entidades que nos fagocitan, hasta el punto de que acabamos siendo como ganado al que reúnen en grandes ciudades para sacrificarlo en sus fiestas privadas. Por ello nada real puede suceder en nuestra vida interna mientras no hayamos silenciado la mente ordinaria. Los niños están rodeados de una burbuja brillante de energía hasta los cuatro años y atraen todas las miradas, pero poco después la mente se activa y van perdiéndola, hasta el punto que como adultos solo retienen un poco de su brillo en la planta de los pies, casi insuficiente para sentir su vínculo con la madre Tierra.
El Otro Yo es lo que eres cuando atraviesas la barrera. Se encuentra al final del Túnel de Eternidad o del Ojo de Shiva, la corona de santidad de las religiones. No es otro yo, sino aquello luminoso en lo que se convierte el yo al pasar al Otro lado del espejo. Aquí eres el yo, allí eres el Otro Yo, pero no existe nada como aquí y allí, tan solo la simultaneidad del ahora, el instante sin tiempo. Ese Gemelo precioso o Doble luminoso conoce todas las soluciones, pero tu solo coleccionas interrogantes y te cuestionas cada pequeña cosa que sucede en tu vida. A pesar de esto, la continuidad de la Conciencia se mantiene, ella es el yo y el Otro Yo, y más aún. Allí la Palabra/pensamiento es poder y se cumple siempre de forma inmediata (flotar, comprender, atravesar el tiempo y el espacio, amar, aunque sin excluir todos los aspectos negativos que puedas imaginar). Tu temor crea un fantasma o un enemigo en un nanosegundo, sientes dolor o te angustias en cuando se levanta una pequeña duda sobre tu identidad divina. Y es un mundo rebosante de Sentimiento. Tanto que los hombres en sus sueños (lo masculino abre la puerta de las diferentes dimensiones) temen esa frecuencia emocional y se agitan mucho (a nivel cardíaco por ejemplo), experimentando la nostalgia, la tristeza o la fusión con todo como un peligro a su integridad. Mientras que las mujeres (lo femenino ha de seguir a lo masculino) una vez que están dentro lo viven con mucha conciencia y se mantienen en ese estado con mucha más tranquilidad.
Es necesario que seas capaz de crear una Conciencia Testigo (el Observador no implicado) que te mantenga fuera de la identificación con los objetos, personas y situaciones de la vida diaria (que logres salir del yo ordinario y de la mente parásita). Pero también has de conseguir mantenerte como Testigo ante la manifestación inconsciente de los sueños (en el permanente flujo de cambio del nagual), y ser capaz rastrearlos sin ser arrastrado por ellos. Es así como lograrás ser libre de las dos atenciones, ambas complementarias y parciales, para alcanzar la totalidad del Ser. Sin la experiencia del Otro Yo siempre serás un muñeco en manos de los que conducen la matrix holográmica en la que vives. Para que todo se armonice adecuadamente has de aligerar primero tu relación con la personalidad que crees ser (orgullo, importancia personal, miedo, pensamientos limitativos, creencias y emociones). Y recuerda, si tienes que elegir entre los dos mundos, elige la integridad y la impecabilidad del tonal, y deja el nagual para más adelante (especialmente si, por falta de guía a tu lado, sufres una crisis mental cuando conectas con los dos mundos al mismo tiempo). Sólo cuando tu vida se haya vuelto ligera y transparente tu yo transmitirá estructura a tu Otro Yo, y éste teñirá con los colores de la magia tus relaciones cotidianas. Aquí todo está separado e inamovible y allí todo esta unido y en cambio continuo, por eso tienes que poner un poco de simetría estructurada en el Caos del nagual, y añadir un poco de encantamiento mágico en el Orden del tonal.

La vía terapeútica y la vía chamánica
Para muchos practicantes es difícil comprender a qué nivel están trabajando cuando practican con ciertas técnicas de sugestión o de autohipnosis, de ensoñación dirigida, de sueño lúcido o de viaje del alma. Necesitamos poner claridad en este horizonte, porque se puede actuar con la conciencia de ensueño desde aquí y desde allí, desde esta parte del Muro de niebla y desde el otro lado, desde la pantalla de observación del pensamiento y tras la frontera desde donde comienzas a percibir las intensas imágenes de los sueños.
Te decía que el otro lado es el lugar del conocimiento, y vamos allí, que será aquí cuando hayas entrado, para alcanzar un estado ampliado de conciencia y colaborar en la sanación de alguien, conocer las causas profundas de ciertos sucesos que han alterado tu vida, viajar o otros mundos y crear tus propias historias de eternidad, o conectar directamente con la sabiduría del alma.
Porque todo depende de tus experiencias. Será muy fácil si has hecho el trabajo previo. Primero tienes que ensayar repetidas veces, hasta lograr mantenerte despierto en medio del sueño profundo y detener esa visualización inconsciente (parar el sueño) para crear tu propio Intento y acechar tus objetivos (visitar a un amigo lejano o un lugar desconocido, consultar a un guía interno, conocer las vidas anteriores de tu interlocutor o preguntar al alma de un paciente por las causas de su enfermedad). Cuando seas un experto en estos primeros pasos, te bastará con focalizar tu voluntad unos minutos desde este lado y podrás retornar a ese estado de conciencia de ensueño en que el 100% de tus capacidades internas están disponibles. Así, con experiencia suficiente, podrás conseguirlo de manera instantánea en cualquier momento o lugar (incluso mientras sigues manteniendo una conversación ligera), enviando a una parte de ti (una emanación de tu conciencia) a través de la Grieta de los mundos para consultar, saber, viajar o sanar. Irás penetrando en las ondas delta del ensueño y llegarás a valorar la sensación y el sentimiento por encima de la visión.
Pero no siempre ese es el mejor método. ¿Por qué? Porque es un mundo de sentimiento que buena parte de lo masculino teme como al diablo, y con bastante razón. Allí estás a tope, pero tu mente no puede controlar plenamente la situación, ni utilizar técnicas sofisticadas de sanación o de acecho. Por eso muchos de los caminos considerados parcialmente como Ensueño se realizan desde este lado de la frontera del Muro de niebla. Las vías del trance sugestivo necesitan mucha menos energía que el Ensueño, y tienes más capacidad para hacer las cosas con rapidez y con la ayuda del cuerpo. Para ello tendrás que entrar en relajamiento autohipnótico y penetrar profundamente en las llamados ondas alfa cerebrales. Cuentas regresivas, puertas que se atraviesan, descenso a las profundidades, sugestiones repetitivas, aliados de poder, sonidos mágicos, imágenes de geometría sagrada, cualquier cosa sirve si te permite atravesar las barreras de la mente superficial, alcanzar la calma y abrir la puerta de la visualización. Desde aquí puedes trabajar con los Rayos, realizar operaciones etéricas, invocar las obras de arte que tienes que crear, relacionarte con el ser psíquico de la persona que estás tratando, encontrar objetos de poder en el ensueño, es decir podrás manejar tu atención sin estar condicionado por las intensas emociones del nagual. Porque estás al 50% de tu energía aquí y el resto allí, y tienes conexión con los dos mundos, es decir con dos frecuencias vibratorias distintas que te permiten investigar con tu mente bien despierta y disponible. Y además de esta manera no hay choque de retorno, todo es mucho más suave y sobre todo tu plexo solar no se siente atrapado por complejas situaciones, ni tu envoltura luminosa se siente desfallecer. Y para algunos objetivos este camino funciona mucho mejor y más fluido que el verdadero Ensueño consciente
Los verdaderos ensoñadores pueden actuar desde aquí y desde allí, pero los que practican el trance sugestivo no pueden hacerlo desde allí, no pasan la barrera, por eso son mucho más inestables psíquicamente (se sienten todo el tiempo en un proceso mental) y a momentos pasan por crisis de confianza en su manera de percibir las cosas, entrando a veces en estados depresivos que les hacen dudar de la realidad de sus experiencias. Sin embargo para los que atraviesamos la barrera, el Ensueño nos revela una plenitud del Ser que nos absorbe en el camino interno, transmitiendo una sensación de felicidad y de saber quién somos y qué hacemos aquí que es inolvidable y no tiene fisuras. La unión del yo y del Otro Yo abarca la totalidad del Ser y abre la puerta al Misterio, al contacto con el Espíritu que Yo Soy.

Acechar los sueños
1- La Ensoñación es el Puente Arco iris entre los dos mundos, tonal y nagual, y permite establecer comunicación directa y recíproca entre ambas realidades de la conciencia despierta. Increíblemente en nuestra sociedad nadie conoce a su gemelo precioso, al Ser que dirige nuestra vida. No hay comunicación entre lo visible y lo invisible, y la mente parásita se encarga de que desvalorices el verdadero poder de los sueños, y especialmente la conciencia dentro de ellos. El yo y el Otro Yo no se frecuentan ni se perciben, se ignorarán mutuamente hasta que seas capaz de establecer acuerdos entre ambos, de vincular tu aspecto luz con tu aspecto sombra. Porque Ensoñar no es recordar las historias oníricas, sino ser consciente de que estás dentro de un sueño con plenas facultades y aprender a tomar decisiones en esa otra realidad como las tomas en lo cotidiano. Y una y otra vez en la Escuela Chrisgaia hemos comprobado que tu conocimiento de este mundo es totalmente ilusorio hasta que caminas por el otro mundo. Que es la Otra realidad la que da sentido a ésta. No se puede estar despierto aquí sin estar despierto allá. La conciencia del nagual es esencial para despertar. Ha llegado la hora de establecer buenas relaciones entre el Soñador y el Soñado, porque son Uno, dos caras de la misma moneda, eres tú delante del espejo y eres tu reflejo al otro lado. Y aunque el reflejo es más real que tu, y es él verdaderamente quien te sueña, lo importante son las relaciones de amistad entre ambos que Yo Soy, uno poniendo estructura y orden en el nagual y el otro poniendo magia y misterio en el tonal.
2- Existe la falsa idea de que para que seas buen ensoñador has de ser un buen visualizador y esta idea no es correcta. Las sensaciones del resto de los sentidos son tan importantes como la visión para caminar por el Otro mundo. Y de hecho por cualquier camino que penetres en el nagual (olfato, oído, vibración), te encontrarás con que es posible ver sin ojos y sin acentuar la actividad de Ajña chakra en la frente, hasta que te disuelves en ese espacio que está hecho de vibraciones luminosas, de sentimiento y de intensas visiones cambiantes que conforman la Otra realidad. Recuerda que después de las primeras etapas de aprendizaje, para ensoñar no hace falta estar dormido (cierto que será necesario que pierdas las sensaciones del cuerpo y que detengas el diálogo mental parásito, de otra manera las experiencias no serán reales). Pero en última instancia una parte de tu conciencia (un vibhuti, una emanación, independiente de tu cuerpo físico) puede ensoñar mientras tu sigues con tu vida cotidiana, penetrando en los entresijos de la segunda atención (lo desconocido).
3- En los últimos tiempos hemos realizado varias experiencias de grupo relacionadas con el encuentro de objetos de poder en el ensueño, y con la capacidad para penetrar en los sueños de otro. Después de darse un tiempecito, unas semanas recordando sueños y haciendo un trabajo preparatorio antes de dormir, se convocó a algunos grupos para que fueran capaces de encontrar unos objetos que habíamos situado en ciertos lugares especiales como el Oratorio y el Totem (sede el primero del círculo de Ánimas liberadas y Seres ascendidos que nos ayuda en la ensoñación, a la cabeza la jefe Nanita y el señor Santiago, y el segundo del círculo de Cern (nunos) que integra a los antiguos dioses masculinos de la Tierra). Porque no se trata de que tengas una experiencia abstracta y un vuelo más en las espirales de la imaginación, sino de que viajes al Oratorio focalizando tu Intento y puedas encontrar algo real que se ha situado allí para que tu lo encuentres. Esto es lo que llamamos el proceso de ensoñación, y tiene que ver con la Voluntad. También es importante la relación todos las Seres del mundo invisible de media docena de Tradiciones vivas que conviven en esta atmósfera privilegiada del Oratorio conchero. A veces en el otro lado se te pide que hagas oración al Gran Espíritu, que dances, te sientes frente a una hoguera, te pongas un penacho de plumas de águila o que entres en silencio, y así se desarrolla tu propio poder y se facilitan las experiencias que siguen. Sobre todo no dudes de tu propia Presencia y mantén encendida la aspiración.
4- La clave más importante del trabajo en el ensueño es el Acecho que trata de modificar los sucesos y acontecimientos de la vida cotidiana desde ese otro mundo. Para conseguirlo la mente debe quedar atrás y establecer un vínculo intenso con tu cuerpo luminoso. Deja a un lado los miedos, las dudas, el orgullo o la ambición. Y penetra profundamente en el aspecto energético de tu Ser. Así puedes abrirte a experiencias mucho más intensas, capaces de cambiar el pasado y el futuro. No solo usar el ensueño para la sanación de ti mismo o de los demás. No solo para lograr conocer la realidad invisible de cada suceso de tu vida o de un grupo social. O aún para entrar en los sueños de otro y modificarlos a través de tu voluntad (introducir información o transmitir poder). Resumiendo, primero te haces consciente del sueño que estás creando, pero has de lograrlo desde la segunda atención y no con la mente, porque si no se convierte en una simple imaginería mental. El Sueño lúcido es ser consciente de que estás despierto dentro de un sueño (ni despierto ni dormido), pero mientras no detengas ese proceso inconsciente del sueño que estás viviendo y crees como un arquitecto onírico (el Ser rellena todo aquello que no es esencial) la nueva realidad que quieres introducir y comunicar a otra persona (dormido y despierto al 100%), no estás en Ensoñación lúcida. Has atravesado la frontera de la Muerte.
5- Y este camino no es un aprendizaje fácil porque exige mucha experiencia y puedes quedar enredado en medio de los procesos que creas. Si te metes en líos (aquí como allí, aunque no son dos), puedes tropezar con algo como en esta realidad y salir con un ojo morado. Por ejemplo cuando haces un trabajo para sanar a alguien o saber las causas de su malestar y esa persona te ha pedido ayuda, todo es fácil, haces el trabajo y ella lo integra en su vida. Pero si esa persona no sabe nada de lo que estás haciendo, quizás se revuelva contra tu intromisión, aunque solo desees sanarla, y entonces ya formas parte de la situación, eres parte de su alteración y puede volverse contra ti en cualquier momento. Por ejemplo a partir de ese momento quedas enlazado a esa persona y aparece en tus ensoñaciones de manera autónoma como si la hubieras llamado. O despierta con un gran susto (es un mundo de intensos sentimientos), al traducir tu intervención como un ataque de la oscuridad, llevándose parte de tu energía naguálica al tonal, etc. Resolver miedos, tuyos o de otra persona, solo puedes realizarlo en el ensueño lúcido, en el sueño consciente tomas conciencia de ellos pero no puedes transformarlos en aliados.
6- Has de tener un recuerdo emocional y no mental de los sueños. Al despertar no los busques en la cabeza sino en el pecho. Y todo es sencillo,. Porque si resuelves algo te levantas ligero y con más energía, si te sientes revuelto es que tienes que resolver o resoñar algo aún sin solucionar (volver relajadamente a repetir el mismo sueño con conciencia focalizada en la resolución de los obstáculos que aparecen en él). Y si sientes que la situación te traspasa simplemente échate a volar y sal de ese rollo (o mírate las manos, atraviesa la palma de una con el índice de la otra o mira tu propio reflejo en una superficie brillante). Allí aprendes a decir ¡hasta aquí! y ¡basta ya! y eso te ayuda a afrontar otras cuestiones en lo cotidiano. Este proceso se realiza mejor si eres lúcido en tu paso a través de los planos intermedios (entre vigilia y sueño profundo) y al atravesar el Muro de niebla de la mente. Por eso cuando lo emocional y simbólico (astral) se mezcla con nuestros sueños personalistas, siempre podemos hacer un Intento de voluntad para pasar de los planos emocionales a los planos espirituales, saliendo así de ese gallinero de barrio.
7- Cambiar la realidad implica que has aprendido a compartir Ceremonias sagradas en el otro lado, en contacto con todo tipo de Guías, protecciones y ayudas que necesites. Que eres capaz de meditar allí también y de convertirte en Testigo no implicado de los procesos oníricos, de la misma forma que has de convertirte en Testigo en este otro lado de la realidad una. Simplemente haz lo mismo que haces en tu consulta, pero en la conciencia del Ensueño. Las sensaciones se multiplicarán en intensidad, y la visión no es tan necesaria como aquí. Pero si alguien no te recuerda en sueño que tienes que buscar a otra persona o un objeto determinado, tu la traducirás según tu propia capacidad naguálica por otra cosa simbólica totalmente distinta (aunque relacionada con tus engramas inconscientes de esa persona en concreto). Es muy fácil ensoñar la acción, el movimiento, la danza, el abrazo, pero saca de tu cabeza el logro personal (placer, riqueza, fama…). Siempre hay que dar especial atención en el ensueño a la activación y encendido del Cuerpo luminoso (Gamen Khor), y en tu Templo interno siempre tienes una malla dorada de protección (como la de mithril de los enanos de Erebor) que te ayuda mucho a volver sin ser afectado por las situaciones que ensueñas.

Mensaje de Miyo- Cual luciérnaga nocturna – Enero 2015

Anuncios

3 comentarios en “TU REFLEJO BRILLA

  1. Myriam

    Os saludo con todo mi corazon,
    Hace apenas una semana que he tenido mi primer sueño lucido. Desperte dentro del sueño atravesando mi palma de la mano izquierda con mi otra mano y me di la orden de volar tal y como habia ensayado estando en el tonal. Fue fantástico volar en todas direcciones pletórica y emocionada al darme cuenta que estaba all y que lo había conseguido. La experiencia no duro mucho y pronto regrese a mi cuerpo despertando contentisima y con el corazon latiendome como si fuera a salirse del pecho.
    En ese justo instante me pregunte como era posible sentir en el sueño lucido el latido del corazon a mil, es que nuestro cuerpo en el nagual tambien tiene corazon???
    Mis imagenes eran solo de una intensa luz ya que expresamente quise cerrar los ojos mientras volaba por no asustarme y volver al cuerpo, pero tuve la certeza de que lo que allí había era de un tono similar a las ensoñaciones dirigidas que tengo cuando medito.
    Desde esa noche me siento mas centrada pero en estas noches ya no consigo recordar mis sueños. Sigo practicando en estado de vigilia mirando mis manos o atravesandolas pon el dedo y dandome ordenes al acostarme, pero nada.
    Se que solo ha pasado una semana , pero podriais guiarme en que hacer para seguir ahi y volver a despertarme en sueños. Temo que no vuelva a repetirse y quiero avanzar en mi autodescubrimiento de mi soñado.
    Mil gracias y un gran abrazo
    Myriam

    1. Hola Myriam, que magnifica experiencia, enhorabuena. Bueno, cuando entramos tenemos lucidez, y despertamos en el sueño, nuestra conciencia se fija en el yo del sueño, en el cuerpo del sueño, y las reacciones fisicas de emocion, como los latidos del corazón del cuerpo físico, se incorporan dentro del sueño. Estas experiencias se dan en generalmente en la fase REM del sueño, donde la actividad cerabral es mas alta, y captamos las cosas del entorno, incorporandolas en le sueño.
      Ya sabes que despertar es una cuestion de energia, y hace falta mucha para despertar. Así que no desesperes. Continua con las practicas, pero sobre todo, no te vengas abajo, si lo has hecho una vez, lo haras mas, seguro.
      Durante unos instantes cada dia, kira a tu alrededor y mira el mundo como si fuera un sueño, y afirma, esto es un sueño. Antes de dormir invierte unos momentos en relajarte repasar lo que has hecho en el dia, para no llevartelo a la cama. Cierra los ojos y con la vista en los parpados presta solo atencion a tu respiracion, y repite que al despertar recordaras tus sueños. Al despertarte, no te muevas y relajadamente preguntate que has soñado, y sigue el curso de las primeras imagenes. Y anotalo. El diario de sueños es importante.
      Y ya nos cuentas que tal. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s