ENSOÑAR DESPIERTO.

En opinión de los brujos, todos nosotros en general poseemos dones naturales de ensoñadores o de acechadores, y a muchos les resulta fácil ganar el control de la atención del ensueño o el de la atención del acecho, y lo hacen de una manera tan hábil y natural que la mayoría de las veces ni se dan cuenta de haberlo realizado.

Los brujos explican que lo que se denomina brujería es algo bastante abstracto: la habilidad que algunas personas desarrollan para expandir los límites de su percepción normal.

Los ensueños no son algo que se puede tomar como la realidad; los ensueños son una realidad aparte, son algo real para un brujo porque puede en ellos actuar deliberadamente; puede escoger, dentro de una variedad de posibilidades, aquellas que sean las más adecuadas para llevarlo a donde necesite ir. El ensoñar tiene un propósito, los sueños ordinarios no tienen ninguno.

 “…Miles de años atrás, hombres y mujeres eran poseedores de un conocimiento que les permitía deslizarse dentro y fuera del mundo normal. Por consiguiente dividieron sus vidas en dos áreas: el día y la noche. Durante el día desempeñaban sus actividades como cualquier otra persona, comportándose de un modo normal, previsible, cotidiano. Por la noche, sin embargo, se convertían en ensoñadores, ensoñando sistemáticamente ensueños que trascendían los límites de lo que consideramos la realidad. Empleando la
oscuridad como manto, lograron algo inconcebible: fueron capaces de ensoñar mientras estaban despiertos”

“…¿Cómo puedo estar soñando y no estar dormida? Algunas mujeres pueden hacerlo con gran facilidad afirmo. Pueden estar ensoñando sin estar dormidas. Tú eres una de ellas. Otras deben esforzarse toda su vida para lograrlo…”

 “…Ya ni siquiera estoy segura de si ahora estoy despierta o soñando. Florinda me decía una y otra vez que ensoñaba despierta…El nagual Juan Matus se refiere a ello como un estado de <conciencia acrecentada>. Los brujos son expertos en cambiar niveles de conciencia. Algunos lo son tanto que pueden cambiar el nivel de conciencia de otras personas.”

“…Para poder percibir y funcionar en el mundo de los brujos debemos despojarnos de la máscara cotidiana que nos pusieron sobre nuestros rostros desde el día en que nacimos,
y debemos entonces enfundarnos una segunda mascara, una que nos permite vernos a nosotros mismos, así como a nuestro entorno, tal como somos realmente. Esa mascara tendrás que confeccionarla tu misma…¿Cómo puedo confeccionar esa mascara? Pregunte. Ensoñando tu otro yo, murmuró…”

Ser en el Ensueño. Iniciación al arte de ensoñar. Florinda Donner.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s