PASES MAGICOS QUE AYUDAN A ENSOÑAR

El ensueño tiene que ver exclusivamente con el desplazamiento del punto de encaje. Los pases mágicos que los chamanes del México antiguo utilizaban como ayuda para ensoñar han sido diseñados para desplazar el punto de encaje lanzándolo hacia adelante.

1. Aflojar el punto de encaje con un movimiento que coloca el canto de la mano frente a los ojos.

El brazo izquierdo sube frente a la cara con un golpe de punta de lanza hacia arriba. Los dedos se mantienen juntos y estirados. La palma de la mano gira hasta que el canto de la mano o el dedo meñique esté frente a los ojos.

Este pase mágico se ejecuta en sucesión con ambos brazos tantas veces como el practicante lo desee. Las rodillas se mantienen ligeramente dobladas para proporcionar una mayor estabilidad y fuerza de empuje.

2. Forzar el punto de encaje a que se caiga.

El cuerpo se mantiene en una posición completamente vertical.

Las rodillas están estiradas, y los tendones de la corva tan tensos como sea posible. El brazo izquierdo estirado se coloca atrás, a unos cuantos centímetros del cuerpo, con la palma de la mano mirando hacia abajo, doblando la muñeca pronunciadamente y con los dedos apuntando hacia atrás. El brazo derecho se coloca adelante en la misma posición, con la palma de la mano mirando hacia abajo, doblando la muñeca pronunciadamente y con los dedos apuntando hacia adelante.

Se gira la cabeza en la misma dirección del brazo que está atrás. Se repite el mismo movimiento con el otro brazo.

3. Invitar al punto de encaje a que se caiga al extraer energía de las glándulas suprarrenales y transferida al frente.

Este pase mágico se inicia colocando el brazo izquierdo atrás del cuerpo con la mano en posición de garra al nivel de los riñones. Los dedos se mantienen apretadamente juntos al mismo tiempo que la mano se desliza con fuerza a través del área de los riñones de derecha a izquierda.

El brazo derecho ejecuta entonces el mismo movimiento a la vez que el brazo izquierdo, con los dedos extendidos, unta la energía del área de los riñones en el área del estómago de derecha a izquierda. Este pase mágico se repite en sucesión con cada brazo tantas veces como el practicante lo desee. Las rodillas se mantienen ligeramente dobladas para proporcionar mayor estabilidad y fuerza.

4. Mover los tipos de energía ‘A’ y ‘B’.

Los chamanes creen que todo en el universo está compuesto de fuerzas duales, y que nosotros estamos sometidos a esta dualidad en todos los aspectos de nuestra vida. En un nivel energético, ellos creen que hay dos fuerzas que entran en juego. Los chamanes de hoy en día las llaman la fuerza ‘A’ y la fuerza ‘B’, o la fuerza 1 y la fuerza 2, ó la fuerza izquierda y la fuerza derecha. Don Juan Matus las llamaba las fuerzas ‘A’ y ‘B’ cuando enseñaba esto a sus discípulos. Decía que la fuerza ‘A’ es la fuerza que empleamos comúnmente para tratar con los asuntos de la vida cotidiana, y la representaba con una línea vertical.

También decía que la fuerza ‘B’ es comúnmente una fuerza oscura que casi nunca se emplea; se mantiene tendida horizontalmente. La representaba como una línea horizontal dibujada en la base del lado izquierdo de la línea vertical, formando de esta manera una letra ‘L’ mayúscula al revés.

Decía que los chamanes son seres que han logrado convertir la energía ‘B’, en general tendida en forma horizontal y sin usarse, en una línea vertical activada. En consecuencia, lograron darle un descanso a la energía ‘A’. Don Juan representaba este proceso dibujando una línea horizontal en la parte derecha de la base de la línea vertical, dando como resultado la letra ‘L’ mayúscula.

En este pase mágico, dicho proceso se representa con los antebrazos. Se inicia con el antebrazo derecho elevado verticalmente adelante del cuerpo, con el codo al nivel de los hombros, y el brazo izquierdo flexionado horizontalmente con la palma de la mano mirando hacia abajo y la parte posterior de ésta justo debajo del codo derecho. Ambos brazos ejercen una presión hacia abajo, y esta presión se balancea con un jalón hacia arriba, como si hubiese dos fuerzas actuando simultáneamente en ambos brazos. Los brazos se mantienen bajo esta tensión mientras se cuenta hasta veinte. La mirada se enfoca en un punto en medio de los dos brazos, manteniendo éstos en la periferia de la visión.

Se ejecuta el mismo movimiento invirtiendo la posición de los brazos.

5. Envolver la energía del punto de encaje y proyectarla hacia afuera con un puño.

Los brazos se mantienen al nivel de los hombros con los codos flexionados. Las manos se colocan una encima de la otra con las palmas mirando hacia abajo. Se hacen tres círculos con las manos girando una alrededor de la otra; entonces el puño del brazo izquierdo se lanza en un golpe hacia adelante como si le pegara a un blanco invisible. Se trazan tres círculos más con cada mano y el puño del brazo derecho asesta un golpe en el mismo blanco.

6. Lanzar el punto de encaje por encima del hombro como si fuera un cuchillo.

El propósito de este pase mágico es lanzar el punto de encaje para desplazado de su posición habitual. El practicante coge el punto de encaje como si éste fuera un cuchillo. La mano izquierda se mueve hacia atrás, toma el punto de encaje y lo lanza hacia adelante como si lanzara un cuchillo. A continuación la mano derecha ejecuta el mismo movimiento. Los chamanes aseguran que el intento de lanzar el punto de encaje causa un efecto profundo en el verdadero desplazamiento del punto de encaje. Las rodillas se mantienen ligeramente flexionadas para proporcionar estabilidad durante el lanzamiento. Este pase se ejecuta tantas veces como el practicante lo desee.

7. Lanzar el punto de encaje desde atrás de la cintura como si fuera un cuchillo.

Las rodillas se mantienen dobladas al mismo tiempo que el cuerpo se dobla hacia adelante. La mano izquierda coge entonces el punto de encaje y lo lanza hacia adelante con un vigoroso movimiento rápido y cortante de la muñeca, al mismo tiempo que la palma del brazo derecho da un golpe hacia atrás del cuerpo y se tensa, con los dedos apuntando hacia la parte media del cuerpo. Se ejecuta el mismo movimiento con la mano derecha. Este pase se ejecuta tantas veces como el practicante lo desee.

8. Lanzar el punto de encaje desde el hombro como si fuera un disco.

Este pase se inicia con una rotación lenta del cuerpo. El brazo derecho se mueve hacia el lado izquierdo de la pierna izquierda, luego el brazo izquierdo se mueve hacia el lado derecho de la pierna derecha, y luego el brazo derecho se vuelve a mover hacia el lado izquierdo de la pierna izquierda. La mano izquierda se mueve entonces para atrás y toma el punto de encaje, lo lleva al hombro derecho y lo lanza hacia adelante como si fuera un disco.

Las rodillas se mantienen ligeramente flexionadas ejerciendo una gran presión en la parte trasera de los muslos. El brazo derecho da un golpe hacia atrás del cuerpo, con la palma de la mano extendida y los dedos apuntando hacia la parte media del cuerpo, para estabilizar así el lanzamiento del disco. Se mantiene esta posición mientras se cuenta hasta veinte.

Se repite el mismo movimiento con el otro brazo.

9. Lanzar el punto de encaje por encima de la cabeza como si fuera una pelota.

La mano izquierda se mueve rápidamente Y coge el punto de encaje, entonces hace un círculo grande por encima de la cabeza y, con la palma de la mano casi extendida y los dedos ligeramente doblados, lanza el punto de encaje hacia adelante a un lugar arriba de la cabeza.

Este movimiento se repite con la mano derecha. Las rodillas se mantienen flexionadas durante este pase.

El conocimiento silencioso. Carlos Castaneda
Anuncios

9 comentarios en “PASES MAGICOS QUE AYUDAN A ENSOÑAR

  1. Trecesoles

    Muy interesante, espero podamos quedar un día para que me lo expliqueis “in situ” porque me hago un poco de lio al practicarlo. Como ya comentamos, me vendría bién que me pusierais “deberes” para ver si me abro a esto de ensoñar. Se vé que todavía alguna parte de mi se resiste a recordar mi paso por el nagual. O es que me apasiona el Tonal??
    Por cierto muy buena la foto. La perspectiva está muy conseguida así como los contrastes, el contexto (juego de la pelota) y la impresión, lograda de que la serpiente se va a salir del cuadro. Lo dicho, el que la hizo sabía lo que se traia entre manos.

    1. Como primero tòmese la molestia de estudiar los libros publicados por Carlos Castaneda ,nombre de autor en sus publi, donmdecaciones, libros escritos por el Espiritu mismo.Gracias a ellos conocimos secretos de Conocimiento invaluables de las culturas prehispànicas y se descubriò lo grandiosas de ellas. Lea , estudie y mucho a conciencia y despuès meramente opine. Talvez mejor guardar silencio.

      1. francisco

        mejor guarde silencio , a poco tu entiendes a castañeda?, Julio Iannini si realmente lo entiendes guarda silencio…………

  2. P.

    Alguien me puede explicar, por favor, cómo es que un movimiento del brazo físico puede afectar el punto de encaje que es algo no físico o no perceptible por nosotros?

  3. RedHawk

    Hace falta energía para “ver”. Sea mediante tensegridad, meditación, caminatas meditativas o por otros métodos se produce un cambio en la percepción consciente, y eso ya es un movimiento del punto de encaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s