EL ARTE: UNA MIRADA AL INTERIOR

AZUL” (1.80×1.80 cera y parafina sobre carton)

 La observacion de objetos durante largos periodos de tiempo nos induce a entrar en estados de ensoñacion. La contemplacion de la llama de una vela, de una superficie lisa y oscura como un espejo de obsidiana o de un cuarzo, nos ayudan a atravesar la grieta entre los mundos y a asomarnos al otro lado.  En este caso el objeto a observar es una obra de arte.

El autor crea este cuadro teniendo en cuenta el tiempo de contemplación del mismo, entendido, como el tiempo que la obra tarda en revelarse ante el espectador.  Nos explica el fenomeno de la contemplacion, que tiene su base en una cuestión cientifica, de carácter fisiológico.

Cuando hay suficiente luz percibimos el color con los conos de la retina, mientras que en la oscuridad, son los bastoncillos los que lo hacen. De modo que cuando en una habitación la luz se apaga, o cuando dirigimos la mirada repentinamente a algo oscuro, se produce un relevo, y los bastoncillos sustituyen a los conos. Pero este proceso no es instantáneo, como todo el mundo puede experimentar cotidianamente, basta con apagar la luz en una habitación, y esperar a que la vista se acomode a la oscuridad.  

Es en ese intervalo de adaptación, mientras tiene lugar el relevo fisiológico, el que provoca una curiosa incertidumbre visual, a medida que las cosas comienzan a aflorar, primero borrosamente, simples manchas que se perfilan, pero nunca con total claridad, nunca con los perfiles que poseían en la habitación iluminada. 

Contemplando estos cuadros, debe producirse una sutil transformación. En el proceso, hay un momento en el que el espectador puede llegar a dudar de su propia percepción.

Ademas, muchos de los cuadros están impregnados de distintas especias (canela, clavo, romero…) que nos abren a otros sentidos y sensaciones, y es precisamente en ese momento de incertidumbre, de perdida del referente visual, cuando te refugias en tu interior y lo que ves entonces, ya no es el exterior sino tu propio interior. “

SOOL

Anuncios

3 comentarios en “EL ARTE: UNA MIRADA AL INTERIOR

  1. Pupila

    Hola,

    todos estos consejos que dais para ensoñar están muy bien y yo quiero preguntar algo concreto para mi… cuando yo era adolescente ensoñaba todos los días por la noche y sobre todo a la hora de la siesta que además la dormía para volar en mis sueños y decidir qué soñar… entonces mi mundo material no me interesaba mucho… ahora que estoy más interesada en dominar los asuntos materiales d la vida me cuesta mucho conseguir la lucidez en los sueños como si mi atención se hubiera puesto más en la vida ordinaria que en el interior… para dominar estos asuntos materiales como la organizacion de mi trabajo en el mundo de fuera necesito “estar despierta” en el sentido de atender a las tareas, tener buen ritmo en mi trabajo y bueno, cuando yo ensoñaba con facilidad recuerdo que estaba un poco adormilada casi todo el dia y me dejaba llevar por ese sopor porq me inteseba mucho el mundo onírico… a veces me entraba sueño a las 11 de la mañana y no tenia ningun pudor en acostarme a esa hora y cuando hacia eso era cuando tenia las mejores salidas del cuerpo con sensaciones más potentes y mayor conciencia… entonces parece q en mi caso está reñido la productividad del trabajo material de la vida con las condiciones de sopor que yo necesito para entrar en un buen ensueño… no se si podriais darme algun consejo para encontrar una manera de conciliar estos dos asuntos y poder seguir teniendo aquellos ensueños maravillosos

    1. yanapuma

      Como en todo creo que lo mejor es llegar a un buen equilibrio. Es verdad que si estamos centrados en la vida cotidiana y ponemos ahi toda nuestra energia, seguramente llegaremos a dormir agotados y con preocupaciones cotidianas que no nos dejen energia disponible para el ensueño. Si como dices lo hacias de adolescente, es que seguramente es natural en ti, luego pordrias intentar dedicar algun espacio para esta practica en tu agenda, como quien decide que va a ir dos horas al gimansio y aunque el mundo de la ensoñacion no es lineal y pasa mucho eso que cuentas que de repente a una hora del dia cualquiera entras en un estado de ensoñacion, la hora de la siesta que esta bastante establecida hasta en los ambientes laborales puede utlizarse para ensoñar, si trabajas a base de intento. Es decir comunicar a tu “soñada”, que esos tiempos son adecuados para ti, y que los puedes integrar en tu vida cotidiana (del tonal), eso se puede hacer entrando en estado alfa con la cuenta atras, 3,2,1 y programando la orden.

  2. trecesoles

    Hey familia, solo para mandaros un saludo. Desde la vela que observo a la mañana, hasta el Dios de obsidiana con el que me duermo. Si ensueño ya me paso a veros… Bom!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s